Los hermanos Winchester tendrán de aliado a Scooby Doo

Los hermanos Winchester han pasado tanto tiempo inmersos en la oscuridad, que ya era tiempo que su vida se pusiera un poco animada, tanto literal como metafóricamente.

Y es que en la decimotercera temporada de Supernatural, Sam (Jared Padalecki) y Dean (Jensen Ackles) tendrán un aliado poco ortodoxo para atrapar a varios seres sobrenaturales: Scooby-Doo.

“Con el paso del tiempo, cada vez nos preocupamos menos por la mitología de la serie y nos enfocamos más en los personajes. Nos encanta llevarlos a distintos lugares y hacer grandes episodios especiales.

“Por eso, trabajar con Scooby-Doo es un honor para todo el equipo. Es un capítulo muy al estilo de la serie animada, aunque más oscuro y, al mismo tiempo, colorido”, explicó el productor ejecutivo, Andrew Dabb.

No es la primera vez que la serie mezcla animación con acción real: en el episodio “Hunteri Heroici”, de la octava temporada, los Winchester se enfrentaron a una serie de homicidios inspirados en caricaturas.

“La gente nos pregunta cómo es que el show ha durado tanto tiempo, y la verdad es que puede seguir muchos años más, pues no tenemos miedo a tomar riesgos y a salirnos de nuestra zona de confort.

“Lo que más queremos es que los actores y los fans no se aburran, y mientras logremos eso, las ideas siguen fluyendo, por más descabelladas que sean”, reiteró Dabb en entrevista, en la pasada Comic-Con.

Sin embargo, este episodio será sólo un respiro en la vida de Dean y Sam, quienes inician la temporada destrozados por la muerte de su madre, Mary (Samantha Smith), a manos de Lucifer (Mark Pellegrino).

“Dean está seguro de que su mamá ha desaparecido para siempre, digamos que lo empieza a aceptar, pero la verdad es que no sabe cómo lidiar con su muerte. Está perdido”, adelantó Ackles sobre su personaje.

“Sam está en otro canal: él piensa que ella podría estar viva todavía. Esa manera de superar el trauma confrontará a los hermanos de una forma interesante”, añadió Padalecki.

Los Winchester también tendrán que lidiar con su papel de padres adoptivos de Jack (Alexander Calvert), el misterioso hijo de Lucifer, quien se debate entre si es en realidad un ángel o un demonio.

“Dean deberá canalizar toda la energía contenida que guarda por la pérdida de su mamá en Jack, en cuidarlo y en descubrir cómo lidiar con un hijo que podría ser demoniaco.

“Tanto Jared como yo somos padres, así que ya tenemos experiencia en lo difícil que es la paternidad, cómo te cambia tu mundo y tu realidad, y las responsabilidades que eso conlleva”, explicó Ackles.

La temporada 13 de Supernatural se estrena hoy por Warner Channel. Rodolfo G. Zubieta / Agencia Reforma / Diario.mx Foto Archivo / El Diario