Nadie quiere comprar el departamento de uno de los Rolling Stones

El guitarrista no logra conseguir un nuevo dueño para su propiedad y tuvo que realizar cambios para lograr el objetivo.

Los Rolling Stones es una de las banda musicales más conocidas e idolatradas alrededor del mundo, sus fanáticos se cuentan por millones. Pero Keith Richards no consigue ni uno que abra la billetera y le compre su departamento.

El guitarrista y su esposa, Patti Hansen, tienen desde hace algunos meses planes de comprar un nuevo hogar. Sin embargo, la búsqueda de un inmueble ha tenido que esperar más de lo que quisieran pues antes deseaban vender su apartamento en Fifth Avenue en Nueva York.

La propiedad fue adquirida en 2014 y estuvo a la venta desde varios meses, pero no hubo nadie que ofreciera los 10 millones de dólares que en pedían por él. Ante la falta de ofertas el matrimonio decidió quitarlo de la venta y remodelarlo para hacerlo más atractivo. Después de la obra volvió a las listas de venta pero con un precio más alto, a 12 millones de dólares y ahora anunciado como el hogar de un rock star.

“Nuestra meta es valorar el capital del lugar con un ambiente de rock and roll, propio de la marca de Keith Richards, pero sin cruzar la línea de un lugar poco habitable”, asegura Cheryl Eisen, la agente de bienes raíces a cargo de la venta del departamento. Y agregó: “Lo diseñamos con mucho color, arte pop, y algunos detalles más. Por ejemplo, colocamos un sofá morado de mitad de siglo, una silla de brazos anchos en la sala y agregamos una esquina con una Fender Telecaster”, explicó el vendedor. Por Medios / Elsol.com.ar