La vida de Rupert Grint tras Harry Potter: “paso desapercibido”

Aunque tras la última entrega de la franquicia ‘Harry Potter’ sus tres protagonistas principales decidieron tomarse un descanso, optando por acudir a la universidad en Estados Unidos y aceptar solo papeles secundarios en el caso de Emma Watson o centrándose en el teatro como hizo Daniel Radcliffe, sin duda quien más se ha alejado del cine y de las producciones comerciales ha sido Rupert Grint -el encargado de dar vida al pelirrojo Ron Weasley-, lo que ha repercutido directamente en la atención mediática que recibe.Sin embargo, su inconfundible cabellera alborotada y el cariño del que aún goza su personaje entre los fans de la saga hacen que el joven de 29 años no pase desapercibido casi en ningún lugar.

“Los selfies se han convertido en una parte más de mi día a día; es algo que me lleva sucediendo desde que era muy joven, así que por extraño que parezca, al final te acabas acostumbrando y se te olvida que no es lo normal. Para mí, es lo mismo que cuando me preguntan por una dirección, simplemente sucede”, explica en conversación con el portal What’s On TV.

A diferencia de Emma, su antigua compañera de reparto e interés amoroso en la ficción, que se niega a fotografiarse con sus fans por miedo a que las imágenes acaben en las redes sociales y permitan a cualquiera rastrear dónde se encuentra, Rupert encara con más paciencia ese tipo de peticiones sin importar lo sorprendente que le sigan resultando aún a día de hoy.

“Nunca me he sentido famoso, así que me resulta muy incómodo cuando alguien se queda paralizado al verme. Pero no me arrepiento de nada. Es una experiencia extraña, sí, pero no es que sea una locura. Muchas veces puedo pasar desapercibido poniéndome solo un sombrero”, asegura.La actitud del actor es en gran parte su manera de mostrarse agradecido ante la oportunidad tan maravillosa que le presentó la vida siendo aún un niño, y que no ha sido capaz de apreciar en su totalidad hasta hace relativamente muy poco.

“He sido muy afortunado. Al hablar de esto me viene a la mente Alan Rickman. Su presencia en el set de rodaje era impresionante. Y podría seguir haciendo una lista de personas increíbles: Julie Walters y Ralph Fiennes… e incluso tengo algunos recuerdos vagos de Richard Harris [quien interpretó a Albus Dumbledores en las dos primeras películas hasta su fallecimiento en 2002]. En aquel entonces no lo apreciaba tanto como ahora. Para mí, solo eran personas muy agradables. Ahora que soy mayor y he podido ver muchas más películas, me doy cuenta de lo maravilloso que era todo aquello”. BANG showbiz / Telemetro.com Foto EFE