Más relajado

Sin su dorada melena y sin su inseparable martillo, es como regresa el ‘Dios del Trueno’ a la pantalla grande, en una de las cintas que ha conquistado a la crítica cinematrográfica y hasta a los fanáticos más escépticos del superhéroe. El director neozelandés Taika Waititi ha logrado combinar una impresionante explosión psicodélica de colores y una comicidad que va más allá de este planeta, logrando mostrar un Thor más relajado, divertido y humano.

“Lo primero que pensé fue que yo abordaría esta película de un modo muy diferente a las dos primeras entregas. Y Marvel estuvo de acuerdo”, comentó Waititi en una entrevista con Disney Studios Latinoamérica.

“Me entusiasmó aún más cuando Marvel me dijo que querían introducir un verdadero cambio en la franquicia. Querían llevar a Thor en otra dirección, ponerlo en el espacio exterior y que pasara la menor cantidad de tiempo posible en la Tierra. Querían que fuera gracioso y que viviera una gran aventura”, agregó el cineasta.

En esta tercera entrega (que estrena en México hoy a la medianoche), Thor tendrá que hacer todo lo posible para evitar el Ragnarok y salvar Asgard de las terribles garras de Hela, la diosa de la muerte. Para ello, tendrá que unir fuerzas con su hermano Loki y su amigo Hulk.

De acuerdo a los países del norte de Europa, Ragnarok puede ser interpretado como el fin del mundo o el destino final de los dioses. La llegada de éste estaría precedida por el invierno, que traería consigo inmensas nevadas, hielo y gélidos vientos. Agencias / Diario.mx