Más acción y agentes secretos

Los lugares comunes románticos de París son superados por la magia de Hollywood, que convierte a la capital francesa en el escenario de la nueva película de Tom Cruise, “Misión Imposible: Fallout”, que ayer fue presentada frente a la Torre Eiffel.

La sexta entrega de la saga de acción que el actor inició en 1996 con Brian de Palma es, según dice su nuevo director, Christopher McQuarrie, “una oportunidad para celebrar a París”.

“Estábamos preparando esta película en 2015 sin haber decidido dónde rodaríamos la nueva entrega. Tras los atentados (de ese año en Francia) propuse a Tom enseñar esta ciudad, pero temía que fuera peligroso. Tom me dijo que precisamente por eso debíamos hacerla aquí, para demostrarle a la gente que no lo es”.

A pesar de su cosmopolitismo, París no está acostumbrada a una alfombra roja como la que ayer invadió la Plaza de Trocadero, donde cientos de personas esperaron para tomarse fotos junto a Cruise y el resto de los protagonistas, entre ellos Henry Cavill, Michelle Monaghan y Simon Pegg.

“Los parisienses estaban muy contentos de tenernos aquí, se mostraron dispuestos a ayudar y yo tuve mucho cuidado de no destrozar la ciudad. Cuando iba conduciendo el coche estaba tan nervioso, no quería dañar ningún edificio y no lo hice, fui muy cuidadoso”, recuerda Tom del rodaje.

En “Fallout”, que llegará a los cines el próximo viernes 27, el equipo de agentes secretos se verá involucrado en una operación de alto riesgo que le llevará, además de la capital francesa, por Londres y Cachemira (estas escenas se grabaron en Nueva Zelanda) a fin de evitar un ataque terrorista global.

Algunos de los rostros más conocidos de la saga, como Michelle, quien interpreta a la esposa desaparecida de Ethan Hunt, regresan a la historia junto a nuevas incorporaciones. Una es Henry Cavill en el papel de August Walker, que por momentos parecerá competir con Cruise; Angela Bassett, quien es la nueva directora de la CIA, y Vanessa Kirby (“La corona”), quien interpreta a la Viuda Blanca.

“Escuchamos a la audiencia para darle lo que quiere, nos seguimos poniendo nuevos retos con cada película sin dar nada por hecho. Me encanta hacer películas y las hago pensando en cómo podemos hacerlas únicas, especiales. Chris McQuarrie tiene la misma visión, nos encanta el cine, nos encanta entretener”, afirma Tom.

No se echa para atrás
A los 56 años recién cumplidos, el actor no teme seguir sometiendo su cuerpo a retos, como colgarse de un helicóptero sobre los glaciares de Nueva Zelanda y conducir una moto en sentido contrario alrededor del Arco del Triunfo. Saltar, escalar “es un día más en mi vida; me levanto corriendo, voy al trabajo en helicóptero”.

“Antes de hacer estas películas siempre siento que es una misión imposible. Trabajamos muy duro y, cuando tienes la acción que nosotros tenemos, en locaciones tan distintas, es un desafío, pero siempre es interesante”.

Es pronto para decir si McQuarrie —único director de la saga que ha repetido en la dirección— estará al frente de una séptima entrega, pero todos los actores esperan que haya incluso una octava o una novena película. EFE / Yucatan.com.mx Foto Megamedia