Sheen está en crisis

El actor de 52 años y alguna vez el mejor pagado de la televisión gracias a los 1.8 millones de dólares que ganaba por capítulo de ‘Two and a Half Men’, ahora no puede ni pagar la pensión que corresponde a sus hijos. Así lo afirman documentos judiciales que obtuvo People y en los que Sheen pide un cambio en la custodia de sus cuatro pequeños.

Sus hijas Samantha y Lola, de 14 y 13 años, respectivamente, son fruto de su matrimonio con Denise Richards. Más tarde se casaría con otra actriz, Brooke Mueller, y tuvieron gemelos, Max y Bob, de 9 años. Pero Sheen ya no puede mantenerlos como le exige la ley. Según la revista, los documentos aseguran que ha sufrido una reducción significativa de sus ingresos y vive una crisis financiera extrema. Sheen también afirma estar en una lista negra en Hollywood que le impide encontrar un trabajo fijo.

Y mientras que para algunos crisis extrema sería tener unos centavos, para él implica tener menos de 10 millones de dólares, y adeuda al fisco cinco millones. También debe dinero a quienes le han prestado servicios de mantenimiento en cuanto a la jardinería y la piscina, que quedan apuntados en estos documentos como “antiguos vencimientos”.

La vida de Sheen, siempre agitada y polémica, empezó a complicarse en enero de 2011, cuando tuvo que entrar en rehabilitación y fue despedido de la serie de TV en forma fulminante, después de ocho temporadas, por insultar a su creador, Chuck Lorre. ‘Two and a Half Men’ entró en receso, su personaje tuvo que morir y el protagonista pasó a encarnarlo Ashton Kutcher.

Por esa época supo que era portador del virus del VIH, algo que mantuvo en secreto hasta 2015, pese a ser sometido a chantajes que le costaron millones, como aseguró en una entrevista. Agencias / Diario.mx Foto Archivo / El Diario