Matthew Perry lleva tres meses ingresado en el hospital

El actor Matthew Perry, de 49 años, ha roto finalmente su silencio acerca de la sorprendente operación de urgencia a la que tuvo que someterse el pasado mes de agosto como consecuencia de una desafortunada y peligrosa perforación intestinal, una noticia que solo fue confirmada por su representante ante la insistencia de ciertos sectores de la prensa estadounidense que ya habían oído rumores al respecto.

Sin embargo, lejos de entrar en detalles sobre su estado de salud o las circunstancias que podrían explicar su repentino paso por el quirófano, el que fuera protagonista de la exitosa serie ‘Friends’ se ha limitado a revelar, a través de su cuenta de Twitter, que lleva tres meses de ingreso hospitalario, aunque del mensaje que publicó ayer viernes también se deduce que su pronóstico parece mucho más alentador que en semanas anteriores.

“Tres meses en una cama de hospital. Hecho”, ha escrito el intérprete estadounidense, quien sigue sin especificar en qué centro médico de Los Ángeles se halla actualmente, en su perfil de la red social.

La discreción mostrada por el artista ante el último episodio de su larga trayectoria de contratiempos médicos -Matthew Perry lleva años luchando contra una fuerte adicción al alcohol y a las drogas que le llevó a pasar por rehabilitación en varias ocasiones y que podría estar relacionada con sus problemas gastrointestinales- encaja a la perfección en la política informativa que ha venido manteniendo desde que se hiciera pública su condición y su portavoz pidiera a los medios que respetaran de forma escrupulosa su intimidad durante el proceso de recuperación.

“Matthew se sometió recientemente a una operación en un hospital de Los Ángeles para reparar una perforación intestinal. Se siente muy agradecido por las muestras de cariño y apoyo al tiempo que pide a los medios que sigan respetando su privacidad mientras termina de curarse”, reza el comunicado con el que se dio a conocer oficialmente la noticia. Showbiz / Telemetro.com Foto EFE