Morat continuará su ruta musical como una banda

La banda colombiana Morat, que debuta hoy en Montevideo, señala que no envidia “ni un poquito” a los que hacen carrera de solistas.

Tras el éxito de su primer disco “Sobre el amor y sus efectos secundarios” (2016), la agrupación presentará en unos meses su segundo álbum, según confirma su vocalista y guitarrista Juan Pablo Villamil.

“Es un momento bastante particular porque estamos a puertas del segundo disco y creo que eso va a marcar bastante cómo vamos a evolucionar”, declara Juan.

El músico de 24 años detalla que el disco lo grabaron en Los Ángeles, un factor que, en su opinión, les permitió crear un material “más conciso y unido”.

“Musicalmente con este segundo disco hemos intentado mantener algunas de las cosas por las cuales a la gente le interesó Morat una primera vez y también encontrar algo con lo que sorprender”, declara.

Villamil comparte que uno de los retos de la banda es estar con la gente año tras año, pero también que el público no se canse de escuchar algo que suene a “viejo” o repetitivo.

Al igual que el álbum anterior, que contó con la colaboración de Paulina Rubio y Álvaro Soler, el nuevo disco tendrá diversas colaboraciones, una de ellas Juanes con “Besos en guerra”, que actualmente suena en diversas plataformas.

Para el grupo cantar con el colombiano fue “increíble”, ya que los cuatro integrantes llevaban años siendo fans de este compositor de 46 años.

“La verdad, es un tipazo. Yo creo que es una persona muy descomplicada y que sobre todo responde mucho a la imagen que nosotros tenemos de él desde pequeños. Es demasiado gratificante saber que es la persona sencilla que siempre muestra”.

El disco contará con otras colaboraciones que de momento son secretas para sorprender más a sus seguidores. Villamil sostiene que la banda no tiene intenciones de disolverse.

“Lo que sí te puedo decir, y con toda la tranquilidad del caso, es que no envidiamos a los solistas ni un poquito, nosotros estamos muy contentos siendo una banda y creemos firmemente que tiene muchas ventajas ser un grupo”, recalca el músico, que también es bajista.

Pese a esto, señala entre risas que se sienten extraños cuando la gente les llama los One Direction latinos, entre otras cosas porque ellos no bailan tan bien. EFE / Yucatan.com.mx