Boy George aboga por desterrar de una vez los estereotipos de la cultura gay

El incombustible Boy George (57), líder de la resucitada banda Culture Club -una de las formaciones musicales que sin duda dieron forma a la cultura popular de los años ochenta en el Reino Unido- no ha dudado en aprovechar su presencia en la entrega de premios que concede cada año la revista británica Attitude, todo un referente para la comunidad LGTBQ en el país, para lanzar un poderoso alegato en contra del enfoque tan simplista y superficial con el que buena parte de la sociedad sigue percibiendo a día de hoy la homosexualidad.

“Vivimos en unos tiempos muy curiosos, en los que creemos que lo sabemos todo y que comprendemos mejor a ciertas minorías. Y la verdad es que se nos sigue poniendo a todos en la misma caja cuando, en realidad, y lo llevo diciendo desde los inicios de mi carrera, no existe un solo tipo de persona homosexual: somos como cualquier otra persona, con múltiples facetas y, en general, seres complejos”, ha declarado el intérprete a la agencia de noticias Bang Showbiz.

De esta forma, el astro del pop ha defendido la necesidad de empezar a erradicar ya todos aquellos tópicos y clichés -muchos de ellos asociados a la superficialidad y la frivolidad- que en ocasiones reducen a los homosexuales a una especie de tribu urbana caracterizada por la supuesta homogeneidad estética y comportamental de sus miembros, de lo que se desprende una actitud que, al margen de la mayor tolerancia de los tiempos que corren, no parece diferir demasiado de la existente hace varias décadas.

“Solo porque a algunos nos dé por ponernos maquillaje y vestirnos de una determinada manera, eso no significa que seamos todos iguales o que incluso tengamos muchas cosas en común. Lo que creo que ocurre en esta época en la que estamos es que la gente etiqueta a los demás con demasiada ligereza, y yo quiero vivir en un mundo donde las apariencias no importen tanto”, ha asegurado con vehemencia en la misma entrevista para insistir, a continuación, en que la sexualidad es solo una de las múltiples facetas de la identidad de una persona.

“¿Por qué valoramos tanto a la gente en función de su sexualidad? Es algo ridículo y muy propio de la gente que no tiene ni idea de lo que implica. Quiero decir, yo no tengo la autoridad moral para analizar o juzgar la heterosexualidad, y no podría ser ‘heterofóbico’ ni aunque lo deseara”, ha sentenciado para ejemplificar su postura. Showbiz / Telemetro.com Foto EFE