La música de Zara Larsson pone “celoso” a su novio

El último sencillo de la cantante Zara Larsson, ‘Ruin My Life’, ha servido a sus seguidores más incondicionales para descubrir algunas de las experiencias más dramáticas que ha vivido la joven intérprete sueca (20) en su breve pero intenso historial sentimental, pero al mismo tiempo ha provocado que su actual pareja, Brian Whittaker, se haya puesto un poco “celoso” al advertir que por el momento la artista no tiene intención de escribir nada sobre el idílico romance que ambos viven en la actualidad.”

Brian está un poco celoso, la verdad, y me preguntó que por qué no escribía canciones sobre él. Pero necesitaba contar mi historia y, por otro lado, me resulta muy difícil componer canciones que resulten divertidas, optimistas y románticas pero que no caigan en la cursilería”, ha explicado la artista en conversación con el diario británico The Sun.

Por otra parte, la estrella del pop ha querido dirigirse directamente a todos aquellos adolescentes que constituyen su público objetivo para advertirles sobre los riesgos que entrañaría una errónea interpretación de los versos del tema, ya que este narra uno de los grandes fallos que Zara ha cometido en su vida: tratar de regresar a los brazos de un hombre que la tenía sumida en una relación “tóxica”.

“No os voy a mentir: he estado en esa situación en la que, tras poner fin a una relación tóxica y sabiendo que esa persona no me convenía, no he podido resistirme a intentar volver con él. En ese momento no lo puedes evitar y te dices: ‘Sé que va a arruinar mi vida, que me va a romper el corazón, pero quiero estar con él ahora mismo’. En cualquier caso me gusta discutir conmigo misma en mis canciones y trato de ser cuidadosa con el mensaje que transmito. No quiero que los chicos o las chicas jóvenes piensen que promuevo ese tipo de comportamientos”, ha explicado en la misma entrevista. Showbiz / Telemetro.com Foto EFE