¿Qué encierra el llamativo cambio de look de Maisie Williams?

La actriz Maisie Williams, de 21 años, no ha dudado en reflexionar abiertamente sobre las razones en principio ocultas que la llevaron meses atrás a someterse a un cambio de imagen radical coincidiendo con el final del rodaje de ‘Juego de tronos’, apostando por un nuevo peinado con flequillo, algunos rizos y -lo más llamativo de todo- un tinte de intenso color rosa chicle.

 

De primeras, cualquiera podría pensar que se trataba de un mero intento por sorprender a amigos, familiares y seguidores o simplemente de salir temporalmente de la monotonía estética ligada a los ocho años en que ha dado vida a la letal Arya Stark en la serie de HBO. Sin embargo, ella misma ha revelado ahora que los verdaderos motivos eran algo más profundos y, en un primer momento, incluso inconscientes.

 

“Creo que me acabé tiñendo el pelo porque no quería trabajar, pero fue una elección que tomé en el subconsciente porque ni yo misma me di cuenta de ello. Me imagino que cambiar así de imagen me ayudará a no conseguir trabajo en una temporada”, ha reconocido la joven británica en conversación con la revista Rolling Stone, justo antes de argumentar que el hecho de jugar con su apariencia también puede servirle, de cara a su futuro regreso a la escena interpretativa, para ganar credibilidad como actriz.

 

“Me hace sentir muy bien, y eso es lo importante. Llevaba toda mi adolescencia luchando conmigo misma para poder definir mi propio estilo, pero al final me he percatado de que también es importante que, como actriz, pueda presentarme al mundo como un lienzo en blanco”, ha apuntado en la misma entrevista.

 

La última vez que quiso pronunciarse con tanta vehemencia sobre el papel que juega el físico y otros aspectos relacionados con la imagen a la hora de definir la carrera interpretativa de las mujeres, Maisie Williams no se lo pensó dos veces antes de lanzar una dura y rotunda crítica a la industria hollywoodiense por su “superficialidad” y estrechez de miras en este sentido.

 

“He empezado a ser consciente de que los personajes que se me ofrecen van muy ligados a mi apariencia, así como aquellos que jamás interpretaré. Me parece propio de una industria muy superficial. No me malinterpretéis, adoro a las mujeres de Hollywood, su belleza y el resto de sus cualidades. Pero creo que es bastante triste que solo se permita ver un tipo de belleza concreta en pantalla”, aseguraba. Showbiz / Telemetro.com Foto EFE