Arctic Monkeys y Sam Smith cierran con éxito la última jornada de Lollapalooza

A las 23:27 horas y después de un show de una hora y 45 minutos que deleitó a sus fanáticos, Arctic Monkeys dio el cierre a la versión 2019 del Lollapalooza Chile al ritmo de “R U mine?”. El concierto terminó en medio de ovaciones y fuegos artificiales, que aunque demoraron un par de minutos en aparecer, iluminaron el cielo del Parque O’Higgins.

La banda británica dio otro exitoso show en el escenario del festival que ya los recibió en la misma fecha en 2012. “Saludos, amigos chilenos”, afirmó su vocalista Alex Turner después de entonar “Do I wanna know”, la canción encargada de abrir el espectáculo a las 21:46 horas.

Con una elegante puesta en escena -que incluyó la transmisión del show en escala de grises y un bajo nivel de interacción con el público-, la banda repasó sus más grandes éxitos y contentó a su público con 22 temas, tres de ellos después de abandonar el escenario una primera vez.

El show fue antecedido por la presentación de Sam Smith, el cantante inglés que debutó en el país sobre el Banco de Chile Stage. Smith interpretó sus temas más conocidos, como “Too good at goodbyes” “l’m not the only one”.

“Volveré a Chile si ustedes me invitan, fueron las palabras que el cantante dedicó a su masiva audiencia en los últimos minutos del espectáculo, al terminar un show de baladas anglo que se extendió por más de una hora.

Juanes, St. Vincent y Rosalía
Durante la tarde de la última jornada de Lollapalooza destacó la participación de Juanes, el músico colombiano que llegó a repasar los grandes éxitos de su carrera en el VTR Stage.

El artista conglomeró a un diverso público que coreó canciones como “A Dios le pido”, “Nada valgo sin tu amor” y “Fotografías”. También sorprendió a la audiencia invitando al escenario al destacado baterista argentino Charly Alberti, con quien entonó “Cuando pase el temblor”de Soda Stéreo.

Antes de Juanes se presentó el australiano Troye Sivan, que hizo bailar a un público más juvenil y entregó un mensaje a favor de la diversidad sexual, una temática que ha marcado su carrera e incluso lo llevó a participar activamente en la campaña a favor del matrimonio igualitario en su país.

Más tarde, en el Acer Stage, Rosalía fue la encargada de deleitar al público con su música de raíz flamenca pero con toques modernos. La española realizó un impecable show que dejó contentos a sus fanáticos, quienes bailaron, cantaron e hicieron palmas con ella.

El mismo escenario recibió después a St. Vincent. La cantante oriunda de Olkahoma dio un impresionante show, con una puesta en escena minuciosa y marcado por sus interacciones con el público, con quienes llegó a gritar el representativo “ce hache í”. La estadounidense ya había participado de la versión chilena de Lollapalooza en 2015.

También se presentaron en esta jornada de cierre Macklemore, Tiësto, el español C. Tangana y los artistas nacionales Fiskales Ad Hoc, Ana Tijoux y Gepe. Por Consuelo Ferrer y Camila Díaz, Emol / Emol.com Foto El Mercurio