El novio de Britney Spears le envía todo su apoyo tras su enésimo ingreso

Los rumores que aseguraban que Britney Spears había ingresado en una clínica psiquiátrica hacía más de una semana y que se esperaba que pasara allí al menos un mes se vieron confirmados de alguna manera este miércoles cuando la propia cantante echó mano de su cuenta de Instagram para compartir una inspiradora cita sobre la importancia de amarse a uno mismo en cuerpo, mente y espíritu.

“Todos necesitamos encontrar algo de tiempo para dedicarlo a cuidarnos”, añadió ella de su propia cosecha.

Varias fuentes del entorno de la artista han venido recordando estos días que en los últimos tiempos ella ha estado sometida a un estrés inmenso debido a la grave enfermedad que padece su padre, y esa presión habría comenzado a pasarle factura recientemente.

A diferencia de sus anteriores baches de salud mental, en esta ocasión la princesa del pop habría optado por tomar cartas en el asunto antes de que la situación se saliera de control poniéndose bajo el cuidado de los profesionales de un prestigioso centro especializado en cuidar del bienestar general de sus pacientes.

Esa decisión cuenta además con el beneplácito del novio de la artista, Sam Asghari, y de su hermana pequeña Jamie Lynn Spears, que le han enviado todo su apoyo a través de la esfera virtual.

El modelo y bailarín ha incorporado a su propio perfil de Instagram el mensaje compartido por su famosa novia junto a la frase: “No es debilidad, es una señal de extrema fortaleza. La gente debería sentirse inspirada, sé que yo lo estoy”.

Jamie, por su parte, ha rescatado una antigua foto del álbum familiar en la que una Britney adolescente y ella aparecen posando juntas en su etapa escolar.

“Pues sí, en mi primer día de colegio viajó conmigo en el autobús de regreso a casa, porque es la mejor”, ha escrito junto a esa instantánea que resumiría a la perfección el carácter generoso de la princesa del pop. Showbiz / Telemetro.com Foto EFE