¿Qué pasó con la legendaria casa de Luis Miguel en Acapulco?

Esa es una pregunta que muchos se hacen luego de ver “Luis Miguel, la serie”, la cual nos dejó algo muy en claro: “El Sol” disfrutó de lujos con los que muchos de nosotros, solo podemos soñar. Como ejemplo, basta conocer un poco sobre su legendaria casa en Acapulco, que fue escenario de las peleas con Luisito Rey y del amor con Issabela Camil.

Para celebrar el cumpleaños 49 de Luis Miguel (nació el 19 de abril de 1970 en San Juan, Puerto Rico) recordamos un poco acerca de la famosa casa, testigo de todas sus aventuras y romances.

Al ser la casa de toda una leyenda musical, esta vivienda se convirtió en un verdadero imán de turistas. No era raro que los tours guiados por la zona ofrecieran un vistazo, aunque lejano, a la enorme mansión del cantante.

En este lugar, Luis Miguel pasó tardes enteras con sus amigos, “El Burro” Van Rankin y Roberto Palazuelos, entre otros.

En los años 90, Luis Miguel escogió esta zona para vivir porque le ofrecía la privacidad necesaria para esconderse de los medios. También puede ser que en su decisión haya influido saber que sería vecino de Issabela Camil, su conquista del momento y amiga de la infancia.

El terreno de Luis Miguel medía 36 mil metros y se ubicaba en la Playa Bonfil. En esta zona privilegiada, que se convertiría en la Zona Diamante de Acapulco, vivían estrellas, políticos y millonarios de la época.

El cantante aseguró que él mismo se puso a pintar y decorar su residencia. La casa original tenía dos pisos y fusionaba el interior y exterior para crear un ambiente abierto. Luego de unos años, Luis Miguel decidió construir una segunda casa en el mismo terreno, con un diseño que ofrecía mayor privacidad.

En 2013, llegaría el final de este paraíso acapulqueño cuando decidió vender la propiedad. La casa fue adquirida por la inmobiliaria propiedad de Jaime Camil y Plácido Domingo. Se adquirió por 106 millones de pesos y una semana después, fue demolida.

Aunque se rumoró que “El Sol” había vendido la propiedad porque debía el predial o tenía problemas económicos, también hubo otra versión que señalaba la falta de privacidad como el motivo real. Como muchas cosas en la vida de Luis Miguel, su mansión y lo que sucedió adentro seguirá siendo motivo de especulación. SUN / Informador.mx Foto Especial