Las misteriosas llamadas sobre violencia doméstica y drogas que involucraron a Jennifer Aniston y Justin Theroux

La actriz Jennifer Aniston y su ex, Justin Theroux, fueron involucrados en una serie de llamadas al 911 relacionadas con violencia doméstica y drogas.

Según el sitio Radar Online, que obtuvo los registros mediante la Ley de Libertad de Información, la más perturbadora de las llamadas ocurrió el 18 de abril de 2018, dos meses después de que los actores anunciaran su separación.

En los registros del 911, una mujer supuestamente “sin ropa” estaba en el garage de la mansión de Aniston en Bel-Air y estaba “amenazando a un hombre con un posible cuchillo” en la madrugada.

La persona que llamó aseguró que había un historial de “violencia doméstica” en la dirección reportada. Sin embargo, cuando la policía llegó al lugar no encontró evidencia de que hubiera problemas.

No se identificaron a las personas involucradas en el incidente, pero de acuerdo con Radar Online, entre los cercanas a la famosa pareja de Hollywood se sabía que existían “estallidos” y que incluso hubo una pelea fuerte en su mansión en diciembre de 2017.

Un testigo aseguró que en aquella discusión Justin alcanzó a retirarse antes de que llegara a algo físico, pero un representante de Aniston negó que la pelea hubiera ocurrido.

En el mismo reporte de Radar Online se indicó que días después de la llamada al 911 Theroux fue visto con la modelo Erika Cardenas en Nueva York y las imágenes se hicieron públicas el 18 de abril.

Para el 22 de abril, Aniston fue vista en Los Ángeles con una muñequera y al siguiente día, Theroux fue captado en la misma ciudad.

Otra llamada involucró la residencia de Aniston en un caso de venta de drogas, pero sin una orden de cateo, la policiía no pudo investigar más allá.

Además, en octubre de 2017 se activó en un par de ocasiones el botón de pánico desde la habitación principal de Aniston. Las autoridades creen que una de las alarmas fue por un posible robo en la propiedad.

Pese a la información obtenida por Radar, un representante de la actriz negó que los incidentes ocurrieran. Una fuente del mundo de Hollywood cree que la policía pudo haber sido víctima de llamadas de broma.

Durante su matrimonio, Aniston y Theroux mantuvieron un perfil bastante privado.

Su boda tomó por sorpresa a los medios de comunicación, al igual que su ruptura, en febrero de 2018.

Aniston y Theroux llevaban dos años casados y siete como pareja cuando decidieron seguir rumbos distintos.

En un artículo publicado por The New York Times, Justin reconoció que la separación había sido “desgarradora” pero “amable”. Dijo además que aunque le “rompió el corazón”, quedaron como buenos amigos. “Nos respetábamos lo suficiente como para que fuera lo menos doloroso posible”.

“La buena noticia es que probablemente haya sido -y estoy eligiendo mis palabras con cuidado- la separación más amable, en la que no ha habido hostilidad”, añadió.

A finales de julio los actores se habrían reunido para despedir a su perrita Dolly, una pastor alemán de Aniston.

En su cuenta de Instagram, Theroux compartió varias imágenes de la despedida a Dolly en las que se podían ver las manos de una mujer, por lo que se pensó que se trataba de Jennifer.

“Esta noche, al atardecer, después de una lucha heroica …el miembro más leal y protector de nuestra familia, Dolly A, dejó su espada y su escudo. Estaba rodeada por toda su familia”, escribió Theroux.

El también guionista compartió además una frase de George Vest: “El que nunca abandona, el que nunca resulta desagradecido … es el perro, fiel y verdadero, incluso en la muerte”, antes de finalizar su mensaje diciendo “Descansa en paz, Dolly”. Infobae.com Foto AP