Revelaron por qué Ruth Wilson dejó “The Affair”: un ambiente tóxico y presión para hacer escenas de sexo innecesarias

Tras cuatro temporadas en The Affair, Ruth Wilson sorprendió a los fanáticos al dejar la serie sin dar ninguna explicación. Más de un año después, el sitio especializado The Hollywood Reporter reveló las escandalosas razones por las que en el 2018 la actriz británica habría decidido abandonar el exitoso programa.

A través de diversas declaraciones provenientes del círculo más próximo a la galardonada intérprete, el citado medio determinó que Wilson se sentía atrapada en lo que consideraba “un entorno de trabajo tóxico”. Esta percepción era consecuencia de la presión que sufría en el set para protagonizar escenas que requerían desnudos por su parte, muchas veces sin ninguna justificación narrativa.

Las fricciones con la creadora, Sarah Treem, por el rumbo que se le debía dar al personaje terminaron generando un ambiente “hostil”. Según las fuentes, Treem exigía en múltiples ocasiones al reparto desnudos con los que no se sentían cómodos, algo que provocó una tensión laboral con Wilson y que terminó con una negociación para su salida del programa.

“Una y otra vez vi a Sarah Treem manipular a los actores para que se desnudaran aún cuando estaban incómodos o no tenían obligación contractual de hacerlo”, dijo indicó una fuente al medio. “Todos te están esperando” o “Te ves hermosa” eran algunas de las frases recurrentes que se escuchaban de los productores para persuadir y presionar a las actrices para que aceptaran grabar las escenas de alto contenido sexual.

Uno de los conflictos habría surgido cuando la actriz se negó a rodar una escena que ella consideró “una violación”, exigiendo que se llamara a una doble. También protestó repetidamente por la disparidad que había entre los desnudos de los intérpretes masculinos y femeninos. Además, según se afirma en el citado medio, durante el rodaje de las escenas de sexo había presentes personas en el set “cuya presencia no era necesaria”.

La información no viene directamente de Wilson porque, según indicaTHR, firmó un acuerdo de confidencialidad que le impide explicar las razones de su renuncia. No obstante, la fuente explicó que la actriz de 37 años estaba incómoda por la insistencia de los productores para se quitara la ropa desde la primera temporada de la serie.

Días después de su partida, la actriz se embarcó en una incómoda gira de prensa de su próxima película. Cuando se le preguntó en repetidas ocasiones sobre su misteriosa salida del programa, Wilson solo repetía que no podía hablar al respecto. “No se trata de paridad salarial, y no se trata de otros trabajos, pero realmente no se me permite hablar de eso”, dijo a The New York Times en agosto de 2018, instando a la periodista a contactar a la Sarah Treem: “Hay una historia mucho más grande”.

Por sus constantes negativas, Wilson era considerada como una actriz “difícil” por la producción y su permanencia en la serie siempre pendió de un hilo. Sin embargo, la situación llegó a niveles insostenibles cuando en 2016 el productor Jeffrey Reiner, en un encuentro casual con Lena Dunham (creadora, guionista y protagonista de Girls), le pidió que hablara con Wilson para convencerla de “mostrar las tetas o por lo menos algo de vagina”.

En febrero de 2017, meses antes del lanzamiento del movimiento #MeToo por las acusaciones contra el poderoso magnate de Hollywood Harvey Weinstein, Wilson presentó una queja formal a Showtime-CBS que abrió una investigación interna.

“Cuando nos enfrentamos a un reporte de comportamiento inapropiado que involucra a cualquier persona dentro de nuestras oficinas o producciones, inmediatamente iniciamos un proceso “, dijo un representante de Showtime en un comunicado. “En los casos en que THR hace referencia, se tomaron medidas apropiadas y decisivas”.

Por su parte, Treem negó la información de THR y se defendió. “Nunca le diría esas cosas a un actor. No es quién soy,” dijo en un comunicado. “No soy una persona manipuladora y siempre he sido una feminista. La idea de que yo crearía un ambiente poco seguro o acosaría a una mujer en una de mis series es ridícula y no tiene sentido.”

Incluso aseguró que modificó alguna escena para que Wilson se sintiera más cómoda.

“Durante el tiempo de Ruth en el programa, traté de protegerla y filmar escenas de sexo de manera segura y respetuosa. No estábamos de acuerdo con las elecciones del personaje o si era necesaria o no una escena de sexo para avanzar en la trama, pero eso no es lo mismo que no respetar o apoyar la necesidad de una actriz de sentirse segura en su entorno de trabajo, que es algo que siempre tomo increíblemente en serio”, respondió. Infobae.com