Jennifer López, su físico vale oro

Son muchas las leyendas urbanas que circulan en internet que afectan a estrellas de fama mundial. Es el caso de Jénnifer López, de quien se ha llegado a afirmar que aseguró sus glúteos.

Aunque la noticia es falsa, no es imposible. Un cirujano, por ejemplo, que vive de sus manos, haría bien en contratar un seguro que le ofrezca una indemnización si, por ejemplo, pierde la movilidad de una de ellas.

Al fin y al cabo, la cuestión que subyace al contratar un seguro para las manos, el trasero o cualquier otra parte del cuerpo es que se trata de proteger aquello que reporta un beneficio.

Con lo que te ganas la vida. Es el caso de JLo, que ha hecho de sus glúteos una seña de identidad.

De acuerdo con información que divulga el comparador de seguros Acierto.com, la artista podría asegurar sus glúteos por una millonaria cifra.

Sin dejar de desmentir esa leyenda urbana, analizó este caso concreto partiendo de las variables que las aseguradoras tendrían en cuenta. Lo fundamental, a la hora de establecer una indemnización, es tener claros los ingresos que esa parte del cuerpo —o las piernas de un futbolista o las manos de un pianista— genera.

Es decir, teniendo en cuenta las giras, la publicidad, los trabajos en televisión, Jénnifer López ganaría en un año 39.5 millones de dólares. Por tanto, para que el seguro compensara una pérdida de ingresos en el caso de que esa parte del cuerpo sufriera un accidente que le impidiera seguir actuando o firmar un contrato publicitario, la compañía debería indemnizarle con 6 millones de dólares.

Lo más probable es que el seguro tuviera una letra pequeña. En este caso, como en una póliza de vida, habría ciertos condicionantes para recibir la indemnización.

Quizás la cantante tendría que cumplir requisitos, como no participar en actividades deportivas de riesgo o llevar una dieta estricta y comprometerse a cuidar su línea.

Lo lógico es que la compañía condicione el pago de la indemnización a que no te expongas directamente al riesgo frente al que te aseguras. Un seguro de coche, por ejemplo, no cubre si el asegurado participa en una carrera ilegal y sufres lesiones y/o daños.

Un seguro de vida excluye ciertos supuestos, como el suicidio —por norma general—.

Y ¿qué pasaría si esta famosa contratara un seguro de vida? ¿A qué prima tendría que enfrentarse para contar con una indemnización en caso de que una incapacidad permanente le impida trabajar?

Teniendo en cuenta sus ingresos y que la indemnización debería compensar la falta de los mismos, está claro que el riesgo es alto para la aseguradora.

Por eso la cantante tendría que pagar una prima de unos 31 mil dólares anuales para estar protegida ante un supuesto así.

Más caro le saldría blindarse ante una incapacidad temporal. Con unos ingresos tan elevados, tendría que asumir una prima millonaria —literalmente, más de un millón de dólares— si pretende que la compañía le ofrezca una indemnización diaria —unos 123,132 dólares— que le permita mantener su nivel de vida mientras no pueda seguir trabajando.

Sin otros casos de seguros millonarios… reales, sin embargo, aunque el caso de Jénnifer es un supuesto, hay precedentes de famosos que han asegurado partes de su cuerpo.

Taylor Swift, Julia Roberts y Cristiano Ronaldo son figuras públicas que han contratado un seguro. Taylor, por ejemplo, contrató una póliza para sus piernas valorada en 37 millones de dólares. Algo menos —20 millones— es lo que recibiría Julia Roberts si su sonrisa se estropeara visiblemente, impidiéndole hacer más películas. Para Tom Jones, su pelo —pero el del pecho— es su mayor tesoro, por eso lo aseguró en 4 millones de dólares.

El récord en seguro de piernas es para David Beckham con 185 millones de dólares. Megamedia / Yucatan.com.mx