Antes del beso, una prueba COVID

El regreso de las grandes producciones a las calles de la Ciudad de México no será fácil: el pasado jueves, el proyecto “La mexicana y el güero” que protagoniza Itatí Cantoral, sólo pudo grabar cinco minutos de historia, contra los 10 a 15 que se llegaban a hacer antes de la contingencia sanitaria.

La telenovela fue la primera producción mayor que se acoge a la autorización del gobierno capitalino de permitir rodajes y grabaciones en exteriores, detenidas desde marzo por el COVID-19.

El Parque Hundido y calles cercanas fueron los lugares para unas cuantas secuencias en las que participaron, además de Itatí, Irán Castillo, Juan Soler y Julio Camejo.

Todos ensayaban con protección personal y luego se despojaban de ella para aparecer en las escenas a cuadro.

Desde el lunes, el gobierno de la capital dio luz verde para que las producciones pudieran rodar en exteriores con un máximo de 30 personas y, en interiores, con 10 elementos.

Antonio Arvizu, productor asociado de “La mexicana y el güero”, indica que las medidas han hecho que baje la productividad en televisión: “Empezamos (el jueves) la jornada desde tempranito y acabó a las seis de la tarde; se hicieron únicamente cinco minutos, cuando normalmente en locaciones se hacen entre 10 y 15 minutos cuando son días productivos. También pasa eso porque entre las medidas que se piden está no tener más de tres desplazamientos, cuando antes se podía ir de un lugar a otro, y eso limita, pero lo importante es cumplir con la seguridad”, explica.

Señala que los actores por protocolo no pueden acercarse con el público a tomarse fotografías o repartir autógrafos.

Arvizu comenta que a los actores se les hacen las pruebas necesarias para garantizar estar sanos en escenas íntimas, como las de besos. “En cinco semanas de trabajo nadie ha salido positivo a COVID-19”, subraya.

“Se están modificando escenas, pero es un reto más para la gente creativa de cómo resolver la situación tratando de no afectar el contenido. En escenas tenemos como semáforos, si son besos o algo así, es color rojo y entonces cuando se tienen escenas de contacto físico se les hacen la prueba a los actores días antes”, detalla.

La salida al aire de esta telenovela está programada para el 17 de agosto próximo. SUN / Informador.mx Foto El Informador / Archivo