Un agosto que alivia

Una serie de época que homenajea a médicos psiquiatras que estudiaron el comportamiento humano, y otra de guion premonitorio sobre cuatro residentes que se hacen cargo del Hospital de París a causa de una cuarentena, “Vienna Blood” e “Hippcrate”, son dos de las apuestas de las plataformas para agosto.

Son solo dos ejemplos del ocio “casero” que ofrece el típico mes veraniego de vacaciones, probablemente este año con más espectadores dispuestos a seguir un poco más “enganchados” a las series en sus casas, mientras las autoridades siguen advirtiendo de la necesidad de extremar las precauciones, pero no son las únicas.

Son contados los estrenos de este mes, aunque, para ser exactos, la tentación empezó anteayer con el estreno por fin de la producción española “Inés del Alma Mía” en Amazon Prime Video, adaptación de la novela homónima de Isabel Allende.

La primera en llegar es la austriaca “Vienna Blood”, creada y escrita por Steve Thompson, guionista de “Sherlock” y “Doctor Who”, que llega el 4 de agosto a España, de la mano del canal de Movistar+, tras haberse coronado en éxito en países como Reino Unido (BBC), Francia (AB Groupe) o Estados Unidos (PBS).

Basada en las novelas de Frank Tallis, escritor y psicólogo clínico, cuya especialización es el trastorno obsesivo compulsivo, “Vienna Blood” es un procedimental clásico, es decir, con capítulos independientes y autoconclusivos, que cuenta con seis episodios en la primera temporada, aunque ya se firmó una segunda.

Grabada en inglés, está protagonizada por Matthew Beard y Juergen Maurer y ambientada en la capital austríaca a principios del siglo XX, cuando la ciudad era un hervidero de filósofos, científicos y artistas.

En ese ambiente, se presenta el joven inglés Max Liebermann (Beard), estudiante de Sigmund Freud, que entra en contacto con el detective Oskar Rheinhardt (Maurer), y juntos investigarán casos misteriosos y mortales de la ciudad.

“Zoey’s Extraordinary Playlist” es una comedia dramático-musical de 12 episodios creada por Austin Winsberg con la que HBO intenta atrapar a los amantes del género desde el 7 de agosto.

La treintañera Jane Levy, una actriz que figura entre las 30 personas que están “reinventado el mundo”, según la revista “Forbes”, es Zoey Clarke, una programadora informática que descubre que tiene la capacidad de escuchar los pensamientos más íntimos de la gente en forma de canciones.

La magia de la serie se rebela cada vez que Zoey entiende que esta extraña facultad le permite conectar con el mundo como nunca antes lo había hecho a través de números musicales con canciones y bailes.

Contada en ocho episodios de 50 minutos, “Hippocrate”, cuyo estreno es el 15 de agosto en Flimin, es una serie francesa basada en la película homónima de su mismo creador, Thomas Lilti, que fue médico antes que director de cine, y ahora lo intenta por primera vez como “showrunner” de televisión.

Cuenta la historia de tres jóvenes residentes y un anestesista que se ven obligados a cubrir el puesto de sus superiores en el principal hospital público de París, mermado a causa de una cuarentena.

Siguiendo las restricciones sanitarias, los médicos de urgencias están confinados en sus hogares durante 48 horas y tres residentes sin experiencia y un médico forense trabajarán juntos para administrar el servicio y los pacientes, ellos solos y sin conocerse de nada.

Basada en la novela homónima de Matt Ruff de 2016, “Lovecraft Country” cuenta la historia de a Atticus Freeman, que se une con su amiga Letitia y su tío George para emprender un viaje por carretera a través de la América de los años 50, en busca de su padre desaparecido.

La serie, que se lanzará el 17 de agosto por HBO, consta de 10 episodios de una hora, que combina el drama racial con un escenario de criaturas innombrables, tiene a Misha Green, como productora ejecutiva y “showrunner”, junto con JJ Abrams, Jordan Peele, Bill Carraro, Yann Demange y Daniel Sackheim, que dirigen varios de los capítulos.

Lo que comienza siendo un viaje, se convierte en una lucha por sobrevivir y superar los terrores racistas de la América blanca y los monstruos terroríficos que podrían haber salido de las páginas de cualquier libro de Lovecraft.

Adaptación de la novela homónima de Anders Roslund y Börge Hellström, “Stockholm Central Station” habla sobre la trata de mujeres y la venganza de una joven forzada por un grupo mafioso a ejercer la prostitución en Suecia en unas condiciones lamentables.

Dirigida por Dennis Magnusson y protagonizada por Leonard Terfelt, Bahador Foladi y Anda Sârbei “Stockholm Central Station” sigue a Lydia, una joven rumana que ha sido víctima del tráfico de personas después de que su pareja la vendiese y se viese atrapada en un burdel de Estocolmo, obligada a pagar su “deuda”.

Con una estética poco habitual que ejerce una atracción irresistible, Lydia inicia una cruenta venganza que la llevará a protagonizar un secuestro.

La serie se estrena el 28 de agosto a través de Flimin. EFE / Yucatan.com.mx