Quibi, el servicio de streaming para dispositivos móviles, cierra tras siete meses de funcionamiento

“Era una gran idea (…) Nuestro fracaso no ha sido por no haberlo intentado”, señalaron los responsables de la plataforma en una carta a sus empleados, inversores y socios.

La plataforma de contenido digital Quibi, que nació hace siete meses como alternativa de videos cortos en streaming para dispositivos móviles, confirmó este jueves su cierre definitivo en una “carta abierta” en la que reconoce no haber “tenido éxito” en su intento de “crear la siguiente generación de contadores de historias”.

La premisa de Quibi era ofrecer contenido rápido, corto y a través de dispositivos móviles. Unas bases sobre las que la empresa pretendía construir la nueva plataforma que desbancara a gigantes como Netflix.

Sin embargo, siete meses después de su lanzamiento, Quibi cierra definitivamente, algo que ha comunicado en una “carta abierta” a sus “empleados, inversores y socios que creyeron en Quibi y lo hicieron posible”.

“Empezamos con la idea de crear la siguiente generación de contadores de historias, y gracias a ustedes fuimos capaces de crear y ofrecer la mejor versión de lo que imaginamos que Quibi sería”, comienza el comunicado. “Por ello, es muy duro tener que anunciar hoy que cerramos el negocio y estamos viendo la manera de vender tanto su contenido como sus activos tecnológicos”.

“Quibi -continúa- era una gran idea y no había nadie que quisiera que esto saliera adelante más que nosotros. Nuestro fracaso no ha sido por no haberlo intentado; hemos probado y consumido todas las opciones posibles (para evitar el cierre)”.

Los responsables de la plataforma reconocen en la carta que “a pesar de los intentos”, Quibi “no ha tenido éxito”, algo que achacan a dos posibles razones: por un lado, que la idea no fuera “suficientemente fuerte para justificar un servicio de streaming independiente” y, por otro, no haber aparecido en el “momento oportuno”.

El servicio de streaming exclusivo para dispositivos móviles ha lidiado con varios problemas desde que se lanzara en abril pasado, entre ellos un bajo número de suscriptores, escasas descargas y una denuncia interpuesta contra ellos por la compañía de video interactivo Eko, respaldada por Elliott Management.

Tras los rumores y un artículo publicado ayer en el Wall Street Journal afirmando el cierre, este jueves la plataforma hizo público el comunicado firmado por el fundador Jeffrey Katzenberg y la CEO Meg Whitman.

“Todo lo que nos queda”, dicen en el párrafo final, “es ofrecer una profunda disculpa por la desilusión y por haberlos decepcionado. No podemos agradecerles suficiente que hayan estado junto y por nosotros en cada etapa de este camino”.

Quibi ofrecía episodios y cortos de entre 5 y 10 minutos, diseñados para ser vistos desde dispositivos móviles por un espectador que no tuviera demasiado tiempo. EFE / Publicado por M. Francisca Prieto, Emol Foto EFE