Ya no es culposo

La música regional mexicana siempre ha pertenecido al pueblo pero por muchos años se vio como “un gusto culposo”, algo que cada día está sucediendo menos ya que, como considera el periodista y editor de Spotify México Uriel Waizel, “todos nos sabemos una de Cristian Nodal y una de Banda MS”.

“La música regional mexicana siempre está ahí para toda la familia. Aunque haya gente que no lo reconozca y diga que es gusto culposo, a la mera hora cuando ya se bailaron en una fiesta las canciones que están de moda, nos quitamos la máscara y entramos a la raíz profunda de México”, dijo el experto en una entrevista.

Y es que el regional mexicano es un nexo entre generaciones que no para de crecer en número de oyentes y de subgéneros que reflejan que este estilo forma parte de la vida diaria de muchas personas en México y en todo el mundo.

Aún así, hay sectores de la sociedad que no reconocen estos sonidos como parte del “mainstream”, no le hacen lugar, o no ven su relevancia, algo que el editor principal de la compañía en México asoció con una historia de la música impuesta.

“Yo crecí con una televisión mexicana que tiró hacia una cultura de figuras de la canción, grupos infantiles, un poco de rock. Una cultura muy totémica que decía lo que era aceptable”, explicó el experto.

Según él, ese discurso se volvió sólido y se convirtió en “la verdad”, mientras que el regional existía —desde hace dos siglos— y crecía, recordando la multiculturalidad del país, que asumió como propios los violines europeos o la polka que llegó de Alemania de México, entre muchos otros elementos.

Las cifras hablan por si solas en canciones que se volvieron icónicas: “Adiós amor” de Cristian Nodal cuenta con 993 millones de visualizaciones en Youtube y “Jefe de jefes” de Los Tigres del Norte cuenta con 100 millones, entre muchos otros éxitos del género.

“En México son igual de conocidos Cristian Nodal y Bad Bunny”, sentenció.

Y la industria musical ya se está dando cuenta desde hace algunos años: las discográficas buscan firmar con artistas de ayer y de hoy del regional mexicano y los premios internacionales ya cuentan con categorías que premian esta música.

Es necesario saber, dijo el experto, que el regional engloba muchos géneros como la banda, el mariachi o el sierreño, algo que Spotify condensó en “La Reina”, una lista de reproducción en la que buscaron colocar las joyas de la corona, tanto éxitos actuales como clásicos.

“Nos dimos cuenta que nos hacía falta una pieza central y que la industria y el publico la notara”, explicó.

Un género redituable
Sobre el regional en la actualidad, están saliendo cada día talentos jóvenes que diversifican el género a través de sus nuevos contextos mezclados con clásicos que escucharon desde pequeños. Natanael Cano, es un ejemplo, representa los corridos tumbados, un fenómeno que ocurre en la frontera con Estados Unidos.

Herencia familiar
Ángela Aguilar, quien a sus 17 años ya participó en el Grammy Latino cantando “La Llorona” y hace honor a toda una estirpe familiar adentrada en el regional, es una de las exponentes jóvenes con futuro. EFE / Yucatan.com.mx