Le encuentra el gusto a la TeVe

Nicole Kidman le encontró el gusto a la televisión. Triunfó con “Big Little Lies” (2017-2019) y ya está rodando otra serie llamada “Nine Perfect Strangers”, pero ahora presenta “The Undoing”, una lujosa y ambiciosa apuesta de HBO que trastea con la ambigüedad moral y las falsas apariencias.

“No sé si cualquier persona es puramente inocente o puramente culpable en cuanto a la naturaleza humana”, reflexionó Nicole en una entrevista.

“Lo que hizo que ‘The Undoing’ fuera un viaje emocionante para mí es que estás constantemente dudando de todos y de su comportamiento, ya que nadie está diciendo lo que de verdad piensa. Y la serie está hecha para ser ese clásico thriller al estilo Hitchcock en el que no sabes en realidad cuáles son los motivos de cada personaje”.

Acompañada por un elenco de matrícula de honor (Hugh Grant, Édgar Ramírez y Donald Sutherland), la actriz interpreta en esta serie limitada, que estrenó HBO, a una terapeuta de la alta sociedad neoyorquina cuyo prestigio y respetado estatus desaparecen de la noche a la mañana cuando su marido (Grant) resulta ser el sospechoso de un espeluznante asesinato machista.

Con un aroma de intriga que recuerda a “Big Little Lies” (David E. Kelley es el máximo responsable de ambas series), “The Undoing” trata temas como la familia, la mentira, la infidelidad y el privilegio que da el dinero.

“Hay maneras en que los ricos pueden comprar su escapatoria de ciertas situaciones”, dijo Nicole.

“Y quieres verles caer, quieres ver que no puedan hacerlo. David siempre ha estado jugando con eso pero al mismo tiempo no intentaba hacer un thriller político puesto que quería que fuera una serie de quedarte enganchado frente a la televisión”, agregó.

Al margen de esa mirada afilada a la cúspide de Nueva York, la ganadora del Óscar a Mejor Actriz por “Las horas” (2002) destacó el derrumbe que sufre su personaje al descubrir las escalofriantes sombras que anidan en el interior de su esposo.

“Se trataba de entender qué haces cuando alguien en que crees, en quien has confiado toda tu vida, que de alguna manera tiene en sus manos tu felicidad… Cuando todo eso se destruye, ¿a dónde vas? ¿Cómo funcionas? Especialmente siendo una madre con un hijo: ¿cómo sigues adelante para proteger a tu hijo?”, apuntó.

Una de las paradojas de esta misteriosa y astuta serie es que el papel de Nicole Kidman, una absoluta especialista a la hora de ayudar a pacientes con problemas personales de todo tipo, es incapaz de ver que, tras una magnífica y perfecta fachada, su hogar, su familia y su vida en general se encuentran en ruinas.

“Es como, ¿se tapa los ojos? ¿Decide no ver esas cosas? Creo que es un hilo común entre estas personas que ofrecen este tipo de servicios: muchas veces niegan sus propias vidas ”, afirmó.

Con la directora Susanne Bier al frente, según la actriz, la serie es un intento más por presentar mujeres reales, complejas y no estereotipadas en televisión y cine.

Nicole Kidman tiene claro lo que desea, y es mostrar a una mujer auténtica, con sus fallos y sus virtudes, con su desorden, sus ideas, y sus complejidades.

La actriz agradece a Meryl Streep, Jessica Lange, Susan Sarandon, por enseñar que la edad no es impedimento para protagonizar. EFE / Yucatan.com.mx