Nueve cineastas llevan al cabo la película ”Aztech”

Está escrito en las profecías aztecas: cuando un ciclo esté por acabar, caerá fuego incesante en la Tierra. Los relatos prehispánicos cuentan la visión de una gran luz que permaneció por días y noches en el cielo poco antes de la llegada de los españoles, que marcó el fin de varias culturas.

Ahora, nueve cineastas mexicanos se han dado a la tarea de explorar ese tema con una antología de ciencia ficción titulada “Aztech”, que tras cuatro años de trabajo llega a la pantalla.

La cinta, que requirió la colaboración de más de mil personas, comienza con objetos provenientes del espacio cayendo en distintos puntos de México, dando lugar a eventos extraños entre la población y que hacen que las profecías se cumplan.

“El que cayera fuego del cielo lo tomamos como premisa para la película y, a partir de ahí, ése sería el presagio de algo nuevo”, explica Isaac Basulto, productor del largometraje que se estrenará en Feratum, festival de cine de género.

“Hay historias en el mar, el bosque, otras con naturaleza; en Nueva York, Canadá. Se filmó en Ciudad de México, Teotihuacán, Tepoztlán; había que generar robots, criaturas fantásticas”.

Jaime Jasso, creador de escenarios digitales en “Rogue One” y el Episodio VII de “Star Wars”, codirige con Fernando Campos la historia llamada “El camino”, que ocurre en el espacio. Gustavo Sánchez Parra (“Amores perros”) tripula una nave e interactúa con un robot humanoide, que marca el inicio de la narración.

“‘El camino’ es un efecto visual de principio a fin, todo se tuvo que hacer, se necesitaban seis o siete meses de trabajo para apenas lograr 10 segundos en pantalla; hay escenarios creados por computadora, un personaje creado con ella, quería la mejor calidad posible con recursos mexicanos”, indica Jasso.

“Se construyeron algunas cosas físicas pero el reto es que la gente no se diera cuenta de lo virtual y lo real”, añade Jasso.

Gigi Saúl Guerrero (“Into The Dark”), Leopoldo Laborde (“Un secreto de Esperanza”), Francisco Laresgoiti (“2033”), Alejandro Molina (“De día y de noche”), Ulises Guzmán (“Malapata”), J. Xavier Velasco (“Viajero eventual”) y Rodrigo Ordóñez (“Depositarios”) forman parte también la lista de realizadores de los episodios que componen la película.

Cada equipo buscó su financiamiento. Ordóñez, por ejemplo, puso de su bolsillo 5 mil dólares (unos 100 mil pesos) para filmar “Los solitarios”, con Sofía Espinosa (“Gloria”) e Ignacio Guadalupe (“Los héroes del Norte”). La cinta cuesta 30 millones de pesos, promedio de una comedia romántica actual, pero por debajo de otras de acción o históricas como “Salvando al soldado Pérez” y “5 de mayo, la batalla”.

“La historia no tiene efectos especiales y habla sobre la soledad de un abuelo y su nieta cuando ésta se va. En los sembradíos cae el objeto y empieza a causar un fenómeno fantástico, creo que se acerca al realismo mágico”, considera Ordóñez.

El largometraje incluye una historia rodada en Canadá de la mano de Gigi Saúl Guerrero, quien decidió realizarla con tintes de comedia.

“Quise hacer algo así pero muy gore, y se trata de un paletero mexicano que vive en Vancouver y es feliz vendiendo helados, pero el meteorito cae en su carrito y lo que vende se vuelve tóxico. Está en spanglish”, dice.

“Aztech” se estrenará en Feratum —del jueves 19 al domingo 22— de manera presencial y en formato virtual a través de Cinépolis Klic, para después tener un par de funciones en autocinemas y buscar recorridos en salas o plataformas en 2021. El Universal / Yucatan.com.mx