Famosos que tuvieron contacto con Caro Quintero, el narco más buscado por la DEA

Este lunes la página de internet oficial de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, dio a conocer que Rafael Caro Quintero, quien pasó 28 años en la cárcel por delitos relacionados con la delincuencia organizada y el narcotráfico, encabeza la lista actual de los más buscados por la dependencia.

Y es que el llamado Narco de narcos fue catalogado como “Armado y peligroso” y se ofrece una notable recompensa por su captura de USD 20,000,000, culpable de “secuestro y asesinato de un agente federal, delitos violentos en ayuda del crimen organizado, complicidad, cómplice del hecho. También buscado por: posesión con intención de distribuir marihuana y cocaína, asesinato, empresa criminal continua”.

También conocido como El príncipe, el nacido en la también cuna de El Chapo Guzmán, Badiraguato, Sinaloa, fue capturado en 1985 en Costa Rica, luego de que su organización delictiva secuestrara y asesinara a Enrique Camarena El Kiki, agente de la DEA que acudió con un grupo de investigación a Jalisco para realizar indagaciones.

El Kiki fue secuestrado al salir del Consulado de Estados Unidos en Guadalajara, y semanas después su cuerpo fue hallado en Michoacán, siendo principalmente señalado como responsable Caro Quintero.

Tras su captura, realizada por los esfuerzos de la DEA, fue sentenciado a 40 años de cárcel; sin embargo, en 2013 y tras 28 años en prisión, un amparo del Tribunal Colegiado en Materia Penal del Tercer Circuito en Jalisco, lo dejó en libertad argumentando que el mexicano fue juzgado de manera irregular, pues debió llevarse su caso por tribunales estatales y no federales.

Tras esta decisión, Caro desapareció del ojo público, sin embargo y pese a que fue absuelto por autoridades mexicanas, la DEA no ha desistido en su esfuerzo por encontrarlo y volverlo a encarcelar, ostentando la facultad de extraditarlo en cuanto sea capturado.

Por otro lado, el crimen organizado no está alejado de la farándula mexicana, y en este caso, Rafael Caro Quintero tuvo acercamientos con algunos famosos en algún momento de su “carrera delictiva”.

Tal es el caso de Carmen Salinas, quien se reunió con él por accidente” cuando ya se encontraba tras las rejas del Reclusorio Norte. La actriz y productora contó la anécdota que la relaciona con el Narco de narcos, criminal que le ofreció dinero para promover su liberación con el entonces presidente de México, Carlos Salinas.

Carmen recordó en su canal de YouTube la ocasión en que fue buscada por el fundador del extinto cártel de Guadalajara y se reunió con él mientras cumplía su condena. El encuentro ocurrió durante una visita que le realizó a Pepe Magaña, reconocido comediante mexicano que permaneció más de tres años en el mismo centro penitenciario al norte de la Ciudad de México.

La también empresaria dijo que durante varios años ofreció ayuda y presentaciones para los internos de las cárceles capitalinas y en aquella visita al Reclusorio Norte fue interceptada por miembros del equipo de Rafael Caro Quintero: “Tenía su mesita para su comedorcito y tenía su refrigeradorcito… ese día me acuerdo que comí unos mariscos de allá de Sinaloa, tan ricos… y Caro Quintero traía una medalla bien bonita, pero cuajada de brillantes y en medio una R de puras esmeraldas, una R de Rafael y traía una hebilla pero una señora (hebilla), también con sus iniciales”, recordó.

Carmen reveló que el capo le pidió el favor de interceder por su liberación con el entonces mandatario mexicano, de quien pensó eran familiares ya que sus apellidos coinciden: el papá del ex presidente se llamó Raúl Salinas Lozano, mientras que ella es Carmen Salinas Lozano.

“Pensaban que éramos hermanos, es más me trataba muy bien la familia Salinas de Gortari y la familia Salinas Lozano; a mí Carlos me decía tía”, resaltó.

Confundido por las relaciones familiares, el narcotraficante ofreció pagar las deudas del país y un fondo económico a cambio de su libertad.

“Me dijo ‘le ayudo a pagar la deuda externa e interna de México, la deuda que tiene yo la pago toda, y a usted jefecita no se vaya a enojar, no se vaya a molestar, no le va a faltar nada lo que le quede de vida porque yo me voy a hacer cargo de que usted tenga un buen ahorro para que no le falte nada’. O sea me estaba ofreciendo dinero para que lo ayudara con Carlos Salinas de Gortari”, dijo Caro Quintero a Carmen Salinas en su encuentro en el Reclusorio Norte.

La actriz le aclaró que no había relación consanguínea, pero se ofreció a enviarle una carta a través del servicio postal.

“Es una coincidencia pero no somos familiares… pero si quiere hágale una carta y yo se la pongo en el correo… si usted le hace una carta, yo con mucho gusto la llevó personalmente al correo le pongo los timbres y se la mandó porque cómo le voy a salir con eso al Presidente”, explicó.

Esta respuesta no dejó contento al narcotraficante, quien pensó que se estaba burlando e insistió con su jugosa oferta, la cual no aceptó Carmen Salinas.

Otro personaje ligado al capo es Ricardo González, mejor conocido como Cepillín, quien admitió haber realizado presentaciones para algunos narcotraficantes mexicanos como Amado Carrillo Fuentes “El señor de los cielos” y Caro Quintero.

“Me atendieron como rey, como mago, me pagaron muy bien y ya. Uno como artista no dice ‘¿Para quién?’. Tú vas y cobras. Yo soy un payaso no policía ni fiscal ni Ministerio Público”, explicó para el programa En sus batallas.

“El artista va a donde lo contratan. De repente te hablan ‘hay alguna fiesta acá en Hermosillo, cuánto, tanto’. Vas allí y a la hora que llegas te das cuenta de que estás en una fiesta de gente famosa, pero de otra forma”, aseguró el famoso. Cepillín definió a los narcotraficantes como: “Excelentes personas, así te lo digo, excelentes personas dentro de su ilegalidad”.

Otra cantante que tuvo una relación indirecta con el buscado narcotraficante fue Gloria Trevi, quien a finales de los años 90 le dedicó una canción que cantó en el extinto programa Chapultepec 18. En dicho tema condenó el proceder del capo, y aunque nunca la incluyó ni en ningún disco ni concierto, la grabación del video ronda en internet.

“Caro, lo vas a pagar muy caro, te lo digo compañero, hay delitos que son peores que los que son por dinero; Caro, lo vas a pagar muy caro, te lo digo compañero y los que sean como tú, y los que contigo fueron, y los que te dieron órdenes y los que te obedecieron; Caro, lo vas a pagar muy caro y si no es conmigo va ser con Dios”, comienza la canción.

“¿Qué se siente tener una mansión y acostarte en el dolor de tanta gente?, ¿qué se siente tener un corazón que envenena las almas y las mentes?, ¿qué se siente llegar a conocer tan a fondo el papel de delincuente?, ¿qué se siente dormirse y al soñar sólo ver hospitales con pacientes?”, reza la letra escrita por la regiomontana. Por El Imparcial / Elimparcial.com