Amandititita sigue fiel a su estilo

Amandititita ha vivido en carne propia las adversidades de ser una artista independiente y de impulsar un género marginado. Pese a ello, ha perseguido sus ideales contra la corriente y de haber encabezado un proyecto musical de denuncia, se adentra a su lado más espiritual en la música.

“No soy parte de esta cumbia ‘mainstream’, pero la cumbia soy yo”, afirma en entrevista la cantante que celebra 14 años de dedicarse a la música y ya prepara un quinto disco del que se desprende el sencillo “Frágil”, un himno a las fortalezas después del dolor.

La hija del cantante de rock conocido como Rockdrigo González, quien falleció en 1985 a causa del terremoto sucedido en México, no ha dejado de romper con lo establecido desde que eligió el género que iba a amar.

“Fue como un amor a primer oído porque no vengo de ahí (de la cumbia), los fans de mi papá estaban enojados. Fue difícil hacer cumbia, yo, mujer hablando con palabras muy viscerales, y estoy agradecida de haberlo hecho diferente”, asevera.

Amanda Lalena Escalante Pimentel, mejor conocida como Amandititita, escuchó la cumbia por primera vez en los camiones que tomaba cuando vivía en la periferia de Ciudad de México, en el municipio de Ecatepec, desde entonces quiso reivindicar el género y a la gente que la escuchaba.

“Me pareció tan increíble, no solo la cumbia, sino la gente que la escucha porque sí es un sector muy específico de la sociedad y sí es uno más humilde y es de quien yo escribo las letras”, asevera.

Su género es la “anarcumbia”, ella misma se “sacó de la manga” (inventó) el término con el que describe su música compuesta por temas como “La muy muy”, “La microbusera” y “La güera Televisa”, en los que a través del humor hace una dura crítica social.

“Siempre me decían qué ‘nacá’ (de mal gusto), eso es ordinario y es parte de la no aceptación a nuestra cultura”, recuerda la cantante, que vivió censura en sus inicios por parte de una disquera transnacional.

Ahora el género se ha hecho popular y aunque eso la alegra, no deja de criticar que no se le tome en cuenta en este auge.

“Me encanta que la cumbia este tan famosa y me da coraje que no me inviten a participar en sus proyectos porque yo soy cumbiera real y digo, qué chistoso que yo empecé con esto y ahora resulta que Belinda las canta”, confiesa y sabe que es parte de las adversidades que enfrentan los artistas independientes como ella. EFE / Yucatan.com.mx